6/2/12

Diseño feliz: tarjetas personales to die for

Las tarjetas personales - business cards, para el mundo anglosajón- me pueden. Sobre todo cuando están hechas de estas formas tan creativas:







Ah, sí, sí, quedaron como yo con la mandíbula por el piso onda The Mask, ¿no?... Para rendirse y gritar: QUIEROOOOOOO.
Yo a lo largo de mi vida "profesional" (¿qué cosa?) me mandé a hacer tarjetas dos veces. La primera, recién recibida de locutora. Me las imprimieron con el número de teléfono mal, así que tuve que corregir, las 100, una por una. Más adelante hice otras, cuando cambié de celular. Después, en 2010, me gané un set de business cards en un sorteo en el Facebook de una diseñadora gráfica de EEUU (lo cual suscitó una "simpática" anécdota con los muchachos de la Aduana que pueden leer en este link)y aún las sigo usando. Aunque ya es hora de darme el gusto (otro) y mandar a hacer unas de decoradora. Je. Me encantaría tener unas de buen diseño, en letterpress, como las de las segunda imagen de acá arriba... veremos si concreto. Si alguien tiene datos de donde podría hacerlas, aunque sea en BA, me pasa el dato. ¡Gracias!

Todas las imágenes pertenecen al blog Creature Comforts.


3 comentarios:

  1. ahh no adoré las de la acuarela...! Yo siendo diseñadora gráfica, siempre ando innovando en mis tarjetas de presentación!, estas son preciosisimasss!, un beso grande y buena semanaa

    ResponderEliminar
  2. babaaaaaaaaaaaaaaaa, quiero una colección de tarjetas así!!!

    ResponderEliminar
  3. Sabes que estoy tratando de no mirar tanto Blog extranjero por que me pongo mal. El otro día me quise hacer unas tarjetas personales, diseñadas por mi, y fui a una gráfica y el mejor papel que tenían era una opalina recontra pedorra.Me sentí mal y de golpe extrañe B.A. :(

    No sabia lo de los concursos, me gustaría participar en alguno, a ver si me gano algo y me siento mas cerca del design primermundista :P

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer y comentar!