21/8/12

Belgrano, chinos y museos

En otro de mis paseos recientes me tomé el subte rumbo a Belgrano. Elegí un pésimo día (como si últimamemente uno tuviera opciones de clima en esta ciudad...) y elegí peor abrigo: escaso. Las 4 horas que anduve caminando por allí pasé frío y volví toda contraturada. Así y todo pude recorrer bastante camino hacia el barrio Chino y vuelta, y también un par de museos interesantes. Ah, paciencia ¡que son más de 30 fotos!


Primera parada: Museo de Arte Español Enrique Larreta. Justo ese día (jueves) la entrada es gratuita. Pero como en todos los museos, no está permitido sacar fotos en el interior, solo pude tomar esta de la entrada y algunas en el precioso jardín andaluz del fondo. Quedé absolutamente extasiada con las paredes enteladas (o tapizadas o empapeladas... no sé, no decía) con algo similar a un gobelino rojo en dos de las habitaciones. Boquiabierta. Las demás cosas del patrimonio son igual de imponentes. Este museo es uno de los que visitan en viajes de estudio los alumnos de Decomobi, la escuela donde yo estudié Decoración, y recién ahora pude conocerlo, pero sin visita guiada.





 





frente del museo en calle Juramento

contrastes

la mugre también se acumula en Belgrano
 


Belgrano's own Flatiron! No, era una cortada preciosa, calle Zavalia al 2100



Para que vean que estábamos realmente dentro de una nube


Portal de ingreso al Barrio Chino


uno de los dos perros fu que flanquean (y protegen) la entrada al barrio
 

La elocuencia china no deja lugar a dudas. Clarísimo como el agua.


Segunda pausa del paseo: un té verde en BuddhaBA, una casa de té y restó dentro de un casona antigua, con pisos y escaleras de madera, pre-ciosa. La galleta de la fortuna la agregué yo, no venía con el té, la había comprado (a $1) en un mercado previamente.


Podríamos decir que la decoración de Buddha BA es algo... ecléctica.


si me lo dice la fortune cookie china, hay que hacerle caso (es rica y dulzona la galleta!)

frente de la casa
Se ve que después de señalizar 17 cuadras, llegaron a este nomenclador en Barrancas de Belgrano y dijeron: "che, ¿y si le cambiamos el nombre a la calle?"


Barrancas de Belgrano

Möoi y su bello frente pintado
Me resulta algo incómodo comprar en el Barrio Chino. Los chinos son ásperos y hostiles, no manejan castellano, no aceptan tarjetas, discuten (o quizás solo conversan) a los gritos entre ellos mientras vos estás mirando en el local y la limpieza no es una de sus virtudes más notables. Solo entré a comprar dos pavadillas no perecederas en el supermercado más grande y más limpio que hay. Imagino que lo interesante de este lugar es comprar provisiones para cocinar luego pero no era mi caso, así que pasé de largo en casi todos los negocios. Observé mucho, saqué fotos, me tomé el té y pegué la vuelta (no sin antes perderme levemente entre las callecitas hasta que por fin volví a Arribeños). Camino a Avenida Cabildo me encontré con el Museo Histórico Sarmiento, en el cual tampoco se pagaba entrada ese día   ni se podía tomar fotos. ¡Ni hablar por celular se podía! En fin... el museo expone muchas de las pertenencias de Sarmiento, mobiliario de su casa, uniformes, armas, condecoraciones, efectos personales. Da como cosita, ¿no? Una especie de escalofrío, de estar frente a objetos que alguna vez fueron utilizados por esos personajes de la historia que estudiamos en la escuela. Me suele pasar eso en los museos históricos. Y por eso me atrae tanto visitarlos.

Que comiencen la semana con todo el punch, yo... ¡sigo paseando!

Bonus: si quieren aceptarme una recomendación de cine, pasen por piel de gallina.


7 comentarios:

  1. Para tu próxima visita por el barrio, elegí almorzar en algún peruano cerca del barrio chino (Contigo Perú o Primavera Trujillana son mis favoritos!) y visitá el Museo Casa Yrurtia https://www.facebook.com/pages/Museo-Casa-de-Yrurtia/437581486282690 una casa colonial increíble!

    ResponderEliminar
  2. jaaaj qué lindo es ver mi barrio a través de tus ojos! el barrio chino es todo! justamente el trato de sus locales es lo más simpático! jajaja!

    ResponderEliminar
  3. Vix, sabés que el Museo Enrique Larreta lo conocí cuando tenía 12 años en un viaje a baires. Me llevaron tía Chita y Yeyé.
    En ese viaje también me compré guantes calados de hilo y pulseras de plata en Av. Santa Fé (aún tengo ambas cosas, los guantes se usaban mucho, lo mismo que los sombreritos de paja con las alas hacia arriba...uhhh! cuánto tiempo)
    Beso

    ResponderEliminar
  4. Me gusta visitar los museos y me pasa lo mismo!!
    Me da una sensación que no sé describir estar frente a cosas así...
    pero, qué bronca no poder sacar fotos!!!

    ResponderEliminar
  5. A mí me gusta ir al Barrio Chino a hacer "bolucompras" jajaj son lo más...
    Pero lo que siempre me traigo porque las vivo perdiendo son las hebillas "invisibles"...por más de que los chinos se hayan avivado y ahora esté todo mucho más caro, las invisibles siguen saliendo baratísimas, comparadas con las de Todo Moda.

    A mí en la galleta de la fortuna me salió "En casa chica, hombre grande cabe" (?)

    ResponderEliminar
  6. Belgrano es un barrio hermoso.... hace poco me mude por la zona, y la verdad que viendo esto me dieron ganas de pedir menos delivery y empezar a salir a comer afuera a pasear un poco mas
    gracias por compartir esto, me recuerdo el lugar hermoso en el que tengo la suerte de vivir

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer y comentar!