27/8/12

Me fui con culpa de San Telmo

El sábado, aprovechando que el día estaba muy agradable, salí de la feria Presentes en la Rural de Palermo (Hola Ani! gracias Ani!) y volví a San Telmo, para recorrer otras partes, otras calles, esta vez con sol y sin humedad ni bruma. Y para conocer otro cafecito al que le había puesto el ojo: Le Marais.








La culpa en cuestión se origina en que me fui del café sin poder dejarle propina a la moza (la chica de remera blanca). Esto de andar en  turismo semigasolero mode on hace que me olvide de tener billetes chicos para propinas y de que las monedas sean esenciales para viajar en colectivo y volver a destino. Y ella me atendió muy bien. Y el café era muy rico. Y el local super apacible y bonito. Eso. Esta es mi forma de retribuirle su buena atención: con este post que recomienda Le Marais, que no es solo  un café en una esquina de San Telmo, además es una tienda de objetos de decoración y bazar. Está justito frente al Mercado de San Telmo, en Carlos Calvo 500, esquina Bolívar.

Mortificada y todo, saqué unas cuantas fotos en el segundo paseo por San Telmo:


















13 comentarios:

  1. obvio que paso por ahí miles de veces por semana y no entré jamás, no?
    me río sola xq en la 3era foto de la 2da tanda hay una lámpara retro con bombita roja, el otro día casi entro a preguntar cuánto sale (ilusamente, cada vez que fui a ese local salí diciendo ajajajajajatrescientospejajajajajanocontateotrojajajaja)

    ResponderEliminar
  2. qué lindo, esta última vez que anduve por bs as no fui a san telmo, pero es re lindo, te da ganas de comprarte tooodo, pero como comenta marie acá arriba, bastante carito!

    ResponderEliminar
  3. me encanta San Telmo, y no voy lo suficiente :( Lo has retratado tan bien :D Gracias!

    ResponderEliminar
  4. gracias por el dato del cafecito.

    ResponderEliminar
  5. Me ha llamado mucho la atención cómo de rayado están la mayoría de los edificios. En lo personal me encantan los grafitis, pero un edificio así no se raya, oiga, o no al menos a la ligera, nomás por poner una firmilla. Nada, da coraje. Aunque por otro lado, ya en conjunto toda la ciudad rayada... le da cierto aire de no se qué. Jéh.

    ¡Saludillos! (:

    ResponderEliminar
  6. Yo fui a Le Marais por un post que vos hiciste hace un tiempo, puede ser?
    Es muy lindo :) ¿Viste la pared de pizarrón?
    Besos!

    http://srtapopurri.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mmm, me parece que fue otro blog porque yo es la primera vez que voy y posteo acerca de él :)
      la pared pizarron se me escapó! no le presté atención!

      Eliminar
    2. Uy, tenés razón!! Era de Marcelina, perdón!
      Ahí tiene la pared pizarrón :)

      http://marcelina.typepad.com/mi-blog/2012/05/le-marais.html

      Cuando yo fui estaba así decorado!

      Eliminar
  7. Nos encanta el barrio de San Telmo Vix! (Aunque hace rato que no pegamos una vueltita). Agendado para una próxima salida. Besos y te seguimos!

    ResponderEliminar
  8. Ahh qué bueno que te haya gustado! Porque yo pasé hace poquito, también le eché el ojo, pero como todo, quizás es lindo pero no vale la pena.. Voy a ir entonces! Entre vos y Vero (Mariani) me van a engordar como cerdito para Navidad! jaja Qué eso del meet & greek? Contame! Besos!

    ResponderEliminar
  9. Bello San Telmo estuve el año pasado! =)

    pd: la ante ultima foto ES GENIAL!

    ResponderEliminar
  10. chiquito y ambicioso
    no vale la pena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno, para mí sí vale la pena. Si no tenes ambiciones al poner un negocio, vas frito. Chiquito, sí, pero con muy buena atención, cosas ricas, ambiente agradable...

      Ser amable tambien vale la pena :) pero bueno, allá vos, Lara anónima.

      Eliminar

¡Gracias por leer y comentar!