2/5/16

London bookshops

Visitar librerías inglesas fue una de las actividades que más disfruté. Llevaba una lista y me enorgullece informar que visité todas y más también. Como ya les he contado antes, son todos lugares muy agradables, acogedores, con un stock de libros impresionante y venta de productos de papelería, regalos, postales, tote bags y una infinidad de objetos más. Además, el staff es, generalmente, muy conocedor y atento. Fue difícil contenerme, de hecho casi que no me contuve mucho, ejem. De los libros y cosas que compré ya les conté, mostré y aburrí así que en este post solo voy a mencionar las librerías, con una descripción breve y fotos para ilustrar. 

Waterstones

Visité tres sucursales (que recuerde): Notting Hill Gate, Trafalgar Square y Norwich. En la de Picadilly Street ni quise asomar la nariz porque... DESACATO). Es la cadena de librerías más popular de todo el Reino Unido. Hay muchas sucursales y deben ser todas encantadoras.

miro esta foto y se me pianta un lagrimón...
Waterstones de Notting Hill Gate, te declaro mi amor.

 
EXTERRRMINATE!!
¡un Dalek tamaño real en Waterstones de Norwich!

Persephone Books


Es una librería independiente hermosa, ubicada en el Borough de Holborn. Se dedica a recuperar y editar libros escritos por autoras mujeres que no han recibido mucho atención o han sido descatalogadas. Principalmente libros de la primera mitad del siglo XX. Es un lugar precioso, atendido por mujeres super amables y cálidas, y el local parece un living de abuelita. Yo compré un libro (Tea with Mr Rochester) y unas postales.


Daunt Books

Visité dos sucursales de las seis que hay en London: las de Holland Park y Marylebone. Las dos son increíbles de bellas pero más la de Marylebone por su edificio: un caserón Edwardian, de frente y pisos de roble, y una galería con vista al primer piso. Un primor. Compré un libro y un tote bag en cada una. 


este lema (juego de palabras que significa algo como "los libros son lo mío") es parte de una campaña nacional para fomentar la lectura y apoyar a las librerías reales, físicas,
que se realiza todos los años en octubre.


The Notting Hill Bookshop

The one and only. La que inspiró a Richard Curtis para diseñar el interior de la librería de William Thacker en la película Notting Hill (que nunca existió, era escenografía en  estudios). Estuve dos veces, una porque fui buscándola con emoción, otra de casualidad cuando pegué la vuelta a la manzana al salir de Biscuiteers. Y no me iba a negar. En la primera visita compré un libro hermoso sobre Portobello Road, un tote bag y postales. Y la segunda compré señaladores. No me quería ir pero estaban a punto de cerrar... recorrí su largos pasillos varias veces. No pedí asilo porque quedaba feo pero quise. 


Hatchard's

Ubicada en otro edificio antiquísimo y hermoso, en Picadilly Street, cerquita de Fortnum & Mason. Es la proveedora de la reina y es la más antigua. Compré dos libros. No sé bien cómo pero es de los mismos dueños de Waterstones, parece. 


Foyles

Fui a la sucursal flagship, la de Charing Cross Road. Pasé un montón de horas allí, mirando decenas de libros y no lograba decidirme por ninguno. No fue de mis librerías preferidas... no sé. Muy grande. Inmensa, interminable. Mucho todo. Era tarde, yo estaba muy cansada, era cerca del horario de cierre... Compré un libro como para no irme con las manos vacías. Se nota que no me emocionó mucho porque ¡saqué UNA SOLA FOTO!



Forbidden Planet

Toda la planta inferior es librería. Es EL lugar para conseguir comics, manga, novelas, ciencia ficción y de todo, en realidad. Es muy surtida. Yo saqué fotos nomás. Sí, ¡de Doctor Who!



Cecil Court

Es una cortada sacada de un cuento (en realidad, fue la que inspiró a Diagon Alley), llena de librerías de segunda mano, usados, primeras ediciones. No compré nada pero saqué muchas fotos y suspiré.

sí, MÁS Doctor Who. Está omnipresente en cada rincón de UK.
Deal with it.

Brick Lane Bookshop

Como su nombre lo dice, queda en Brick Lane, en el este de London. Justo fui un domingo que estaba lleno de gente, apenas pude pasar y dar una vueltita por dentro. Es bastante chico el local. Compré un totebag y un lápiz. 


The Harry Potter shop at Platform 9 3/4

No requiere de mucha explicación. Si sos Potterhead sabés de qué se trata y dónde está. Si no, no es relevante. Aquí compré "The tales of Beedle the bard".


Books for cooks

A esta solo le saqué foto de pasada, está frente a The Notting Hill Bookshop si no me equivoco. Ya estaba cerrada y no pude entrar.


Fopp

Ubicada en Covent Garden, es una disquería y librería enorme que también vende DVDs en el subsuelo. A decir verdad la encontré de casualidad y entré. Compré dos libros y una película. La foto no es mía, llegué de noche y recontracargada, ¡no me quedaba una mano libre para fotos!

fuente original


Otra que también apareció sin que la buscara, en Hay's Gallery, Southwark, el día que crucé the Tower Bridge y no encontré nada muy atractivo al sur del Thames (porque no llevaba referencias nomás y andaba perdida). Me compré un librito de la colección Little Black Classics de Penguin que se ven abajo. Las fotos tampoco son mías, las encontré en Google Maps.



WHSmith

Es otra cadena de librerías que venden montones de cosas más: stationery, ebooks, revistas, diarios, golosinas, snacks, gadgets. Entré en una de Norwich (hay muchas por todos lados) y en Heathrow pero no compré nada, eran MUY tentadoras. No tengo fotos, ni propias ni prestadas, porque no son lugares muy atractivos, parecen supermercados. 


En conclusión, no hace falta que les cuente lo lindo que es comprar libros, y más si son de diseño tan cuidado como las ediciones británicas. Me quería comprar TODO. Y el público inglés invierte mucho en literatura, las librerías ofrecen bastantes ofertas, 2x1, descuentos, rebajas, fomentan la venta y los precios son bastante accesibles, lógicos (van desde el equivalente a nuestros $60/100 hasta $300 como muy caro los de tapa dura y gordos). Acá, lamentablemente, cada vez es más caro comprar un libro, cualquiera de tapa blanda cuesta $300 y, salvo contadas excepciones, los diseños de tapa y ediciones son de pésimo gusto y ordinarias. No sirve de nada comparar, lo sé, pero es inevitable. Desconozco la industria editorial de nuestro país, sólo sé que muchos son libros traducidos que vienen desde España y bien feeeeos que son. Ojalá se pudieran publicar libros más baratos... 

Pronto, ¡más paseos!