La película, la serie y los libros

Este fin de semana que pasó miré dos cosas que me hicieron, finalmente, decidirme a leer sus respectivos libros. Estoy hablando de la película "Brooklyn" y la serie "Anne with an E". La película ya es la tercera vez que la veo, y en cada una le presto atención a algo distinto (especialmente porque me olvido de todo con escandalosa facilidad). La primera fue en el Gate Cinema de Notting Hill Gate en London, en 2015, cuando se estrenó. Fue una experiencia interesante. El cine era antiguo y precioso, con un mini bar en la entrada. Lo más simpático de todo fue que con la entrada nos regalaban el libro de la película, algo que jamás me había sucedido en Argentina. Hace cuatro años que espero encontrar la inspiración necesaria para leer la novela de Colm Tóibín y, nuevamente, gracias a Elvira Lindo (ella la menciona en su libro "Lugares que no quiero compartir con nadie", que acabo de releer. El otro libro que me hizo leer fue "The catcher in the rye") encontré la motivación necesaria. Libros que me llevan a otros libros: mis preferidos. 


Leer el libro después de ver la película está muy mal visto entre los puristas literarios pero a mi el purismo y el prejuicio me tienen muy sin cuidado así que yo abrazo ese orden de los factores con entusiasmo, porque tener imágenes claras -y frescas- de los personajes y los lugares me ayuda a leer la historia. 

La serie "Anne with an E", la más reciente adaptación de la novela "Anne of Green Gables" (y mi primera aproximación al personaje), ya va por su tercera season y yo la quiero mucho, me encanta la actriz y las locaciones, el arte en general que identifica a toda la serie. ¡Incluidos la música y los open credits! Cada vez que se estrena una nueva temporada me devoro los capítulos, aunque acá hagan 30 grados y el cosy feeling me lo tenga que imaginar. A la mitad de la maratón corrí a buscar mi edición de Anne of Green Gables, que cada octubre intento leer y nunca lo logro. Hasta anoche, que ya no me daban más los ojos para seguir mirando fijo la pantalla pero no quería separarme de todos esos personajes aún. Y de paso, me acordé de cuando compré el libro en Daunt Books, de Holland Park, London, el 27 de octubre de 2015, en una tarde de otoño inolvidable, rodeada de hojas crujientes, aire fresco y atardecer melancólico. ¿Hay mejor situación que esa para comprar Anne of Green Gables? Lo dudo. Cuatro años después, lo leo con ganas y nostalgia. 



(Ayer también empecé a mirar la tercera series de The Crown pero de esa no tengo libro para comentar y aún estoy haciendo un gran esfuerzo para adaptarme a los nuevos actores, especialmente Helena Bonham Carter haciendo de Princess Margaret. No puedo. No importa cuán talentosa sea, no se parece en nada de nada. Tobias Menzies tampoco se parece mucho a Prince Philip pero... en fin... tendré que superarlo. Como podrán ver tuve un domingo agitadísimo.)

Que tengan una gran semana.
¡Hasta el próximo post!

Comentarios, sugerencias, saludos e ideas? Por acá



Comentarios

  1. Ah pero qué lindo post! Me dieron ganas de leer ambos libros. Me encantó Brooklyn cuando la vi y Anne necesitaba un empujón para mirarla :)

    ResponderEliminar
  2. Lei todos los libros de Anne cuando era adolescente, y los AME. Vi el primer episodio de la serie y no pude engancharme... tal vez deberia darle otra oportunidad.
    Libros relacionados a The Crown..... tengo una lista para pasarte ; )
    pd: me encantan los libros que te llevan a otros libros.
    pd2: me encantan los libros y peliculas que traen recuerdos de donde uno los leyo o vio.... gracias por contar esos detalles, suman a la historia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por leer y comentar