11/4/13

je parle, I speak

Hoy el post viene de mucha palabra y reflexión  y cero fotos, como para matizar un poco ¿vieron?
 
Como les conté la semana pasada, logré anotarme en la Alianza Francesa y comenzar el curso. Sucedió que yo, ante mi miedo de no recordar absolutamente nada, me inscribí de cabeza en el nivel inicial y la primera clase me resultó, como poco, frustrante. Me aburrí apenitas porque era todo muy básico y lento, pero no porque la clase fuese mala sino porque yo estaba totalmente desubicada allí, con personas que desconocían todo del francés, y yo ya tenía una base. Entonces la profesora, muy oportunamente, me sugirió que rindiera un examen de orientación para ver si podía comenzar en un nivel apenas más avanzado. Y así fue. Volví otro día, me entrevistó otra profesora y me "promovieron" a un nivel intermedio, entre el 1 y el 2. La clase era ese mismo día unas horas más tarde así que me quedé por ahí, volví y comencé el nuevo curso, con nueva profesora y nuevas compañeras. Y ooootro ritmo, mucho más acelerado del que había experimentado en la primera clase. Podía oir cómo los engranajes de mi cerebro crujían, llenos de óxido, se ponían en marcha, rechinaban y engranaban. Es increíble cómo funciona la mente humana cuando se la pone a pensar repentinamente, a buscar en el archivo, a sinapsar violentamente para lograr comprender lo que la profesora decía, todo en Francés, naturalmente. Lo que me llama la atención, ahora que lo analizo de lejos, es el ejercicio de suplantación que realiza nuestra mente. En muchas ocasiones, cuando debía responder algo en francés y no encontraba la palabra ni por casualidad (porque estaba muy archivada en el fondo de mi database o porque simplemente no la conocía) mi cerebro buscaba el equivalente EN INGLÉS. No en castellano. Al castellano lo bloqueaba. El inglés me invadía la experiencia como si fuese un ejército a caballo, con espadas y a los gritos (estoy viendo muchas películas épicas). Porque para mí el inglés es como mi segunda lengua, o casi equivalente al castellano. No había forma de que la detuviera, es parte de mi vida diaria. Sentía como si el cerebro tuviera un tipito autoritario, con un látigo, que se ponía en acción no bien una palabra en castellano osaba levantar la cabeza, pero al mismo tiempo dejaba pasar fugitivos enarbolando la Union Jack.

En fin, deliré un poco. Porque me gusta apreciar las experiencias de aprendizaje por todos los costados. Me quedo pensando, qué efectos le produce a nuestro cerebro agregar nuevos contenidos, reflotar otros muuuy enterrados, la adrenalina que implica ponerse al ritmo de otros de golpe, o la tranquilidad que da recordar algo con seguridad, y decirlo, sin miedo a sonar como un perfecto zapallo.

Si me fuese posible, yo haría cursos y aprendería cosas nuevas todos los años. Y le haría pito catalán al Alzheimer con toda soltura.

¿Ustedes cómo se llevan con el aprendizaje y los idiomas? ¿les pasó algo similar a esto?


11 comentarios:

  1. Dado que ayer pregunté si había alguna palabra en castellano para "aftermath", creo que te entiendo... jajajaja
    Pero de francés, nada.
    Tal vez algún día me ponga a estudiar italiano. Lo entiendo todo, como buena descendiente de tanos, pero no lo hablo casi nada.

    ResponderEliminar
  2. Siiiii a mí a veces me salen palabras hasta en catalán! jaja Pero al menos tu inglés es como tu segunda lengua, yo ni eso, y mezclo todos los idiomas juntos! jaja
    Yo también me la pasaría haciendo cursos, pero a veces el dinero.... ahhh...el bendito dinero!

    ResponderEliminar
  3. Aprender idiomas es algo que me encanta y uno de los mayores pendientes de mi vida, que estoy segura, en un futuro no muy lejano, voy a remendar. Por ahora solo inglés. Puedo decir que el 85% de mis pensamientos son en inglés, quizás por un exceso de mirar series y leer libros y blogs en este idioma, pero no lo puedo evitar. Porque será? No tengo idea.

    ResponderEliminar
  4. A mí me pasó exactamente LO MISMO cuando empecé con portugués. ¡Me volvía loca! Es como que sin darme cuenta mi cabeza decía "modo idioma extranjero ON" y automáticamente salía el inglés.
    Además, tener que pensar taaaanto y empezar de 0 un idioma me re costó. Tenía 17 años igual, hice un año de portugués y no me acuerdo nada.
    El francés es un gran pendiente para mí en cuanto a idiomas.
    Besooous

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Aprendí francés desde los 9 años y empecé inglés en el secundario, a los 13. En la escuela de danzas todos los docentes se comprometían con sus alumnas y salíamos de ahí habiendo aprovechado cada minuto; en el secundario, no. Tal vez por eso mi relación con el inglés se desarrolló de manera tardía, cuando ya había terminado 5º año, y de un modo casi autodidacta. Hoy es mi segundo idioma y volver al francés es una asignatura pendiente, pero sé que no me va a costar. Tal vez arranque en el 2º cuatrimestre de este año.

    Lo que empezaré a aprender en un par de semanitas no es otro idioma sino un nuevo lenguaje: tomaré clases de guitarra. ¡Y me aterra!

    Besooo

    ResponderEliminar
  7. Adoro aprender idiomas, me gustaría tener más tiempo. Yo aprendí francés toda la vida (fui a un colegio francés) y hubo una época que lo hablaba como el español. De grande, leyendo y viendo la tele aprendí inglés, y ahora me es más natural que el francés que tengo re oxidado, pero cuando vuelve, vuelve con fuerza y es increíble como nunca más me lo olvido...

    ResponderEliminar
  8. Desde chica me encantan los idiomas.
    Como me cambiaban siempre de colegio (fui a 6 distintos en la primaria! JA!) siempre me ponían en "nivelación" de inglés, por lo que el TO BE lo aprendí de mil maneras distintas, seguí aprendiendo a modo "autodidacta" leyendo y viendo TV, escuchando música, hilando frases. Después, por suerte, me anotaron en una escuela pública donde daban inglés y francés, fue buenísimo, descubrí el francés y lo estudié hasta 4to del secundario, tenia la re cancha, hasta dí uno de los exámenes de nivel (no me acuerdo el nombre). Después dejé de usarlo, y siento que me lo olvidé! Siempre tengo ganas de anotarme de nuevo, pero casi nunca me coinciden los horarios, o no me dan las cuentas, GRR.
    Justito hoy pasé por la Brioche Dorée a comprarme un café y había una profe particular con su alumno, ahh... me daban ganitas de sentarme con ellos a desayunar!
    Siempre me pongo como meta anual anotarme en algún curso, de lo que sea, es buenísimo mantenerse activo y mover las neuronas un poco!

    Beso*

    ResponderEliminar
  9. Lo de decir palabras en inglés me pasó cuando estudiaba portugués, pero no sólo a mí, a mis compañeros también! Y me acuerdo que había una chica que metía palabras en francés porque no sabía inglés. El cerebro sabe que tenemos que decir una palabra en otro idioma y se nos cuela el que más conocemos.

    ResponderEliminar
  10. Yo tuve portugues en la facu, hablaba y escribia bastante bien... cuando empecé en la Alianza, salía algo de portugués, hasta que lo pisé totalmente con el francés! Ya no me queda nada del portugués... y espero no perder el francés por falta de práctica!

    ResponderEliminar
  11. Idéntica experiencia cuando aprendo francés y quiero hablar, me sale el inglés, como primera lengua. Será que en nuestro cerebro se clasifican los conocimiento como "lengua materna" vs "lengas foráneas"??

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer y comentar!