6/6/13

¿Y el colador dónde está?

Cuando de té se trata yo necesito-tener-todos-los-utensilios-existentes. Así los use o no. O los use una vez y los olvide en el fondo de la alacena. Es por eso que entre las cosas que me faltan conseguir, figura un tea strainer, o sea un colador de té. Y se me puso que quiero uno porque sí. El asunto es que yo creo que había uno en la casa de mi abuela, de acero inoxidable y antiguo, pero vaya a saber qué fue de él. Entonces salí a comprar uno pero en todos los bazares y locales afines a los que entré a preguntar, tanto en Bahía como en Punta Alta, me miraron con cara de "WOT?" Lo único que me ofrecen son infusores, y de eso ya tengo como para servirle té a la reina Elizabeth todos los días hasta que estire la pata (ella).


En fin, la pregunta es: ¿soy una ilusa en creer que puedo conseguir uno de esos adminículos? Ustedes que viven en lugares más cosmopolitas (?), ¿los han visto en los negocios? Si alguna tiene uno en desuso y no tiene problema en donarlo, me chifla

UPDATE: según me informan por línea privada, yo ya estaría siendo poseedora feliz de un adminículo como estos, por obra y gracia de a. la telepatía b. la generosidad de Rrrrro. ¡Albricias!


13 comentarios:

  1. Respuestas
    1. jajajajaja, me mata la coincidencia y la telepatia!
      Y tu comentario, me asustó :P

      Eliminar
  2. Yo tengo uno de acero inoxidable, pero no es el de la abuela. Es parte de regalo de casamiento.
    No tengo ni idea de si por aquí venden, pero te prometo que averiguaré y si encuentro alguno lindo va por encomienda.
    Besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. segun me informa la comentadora Ro, mas arriba, ya estaria en condiciones de afirmar que TENGO un colador. que me llegara pronto. O sea, quedas liberada, tia! ;)
      gracias igual, mua!

      Eliminar
  3. Acá de esas cosas no hay. Recién están llegando los coladores de bolita y con respecto a conseguir té en hebras es un trabajito TREMENDO.

    ResponderEliminar
  4. Voy a buscar por acá, seguramente hay en el mercado retro...Si encuentro te aviso!

    ResponderEliminar
  5. Yo los colecciono (coladores e infusores) y como comprenderás, ni por asomo podría ser tan generosa como Ro! Los míos, algunos heredados, el resto de negocios de cosas viejas, nuevos ni sé si hay. Ya lo tenés, o te llega por encomienda?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual se me ocurre que en Bahía si hay casas de segundamano, símil anticuarios o cosas por el estilo, tal vez encuentres alguno ;)

      Eliminar
  6. Tirá la data de dónde se consiguen, porque estoy antojada mal, desde hace siglos, y no consigo. Incluso pensé en afanarme uno de Camelia, pero no daba xD

    ResponderEliminar
  7. Que lindo post querida Vix! esa frescura que te caracteriza hace que tu blog sea lo más auténtico posible!
    Respecto de los coladores sí, se consiguen! para mi gusto personal, me quedo con los rescatados en algún anticuario, tienen detalles irrepetibles; pero si no hay muchos de esos lugares por la zona, en algún bazar gastronómico ó los negocios que se dedican a la venta exclusiva de Tés en hebras, Tea shops, esos suelen tener como los de la foto con formita de tetera!
    Bueno, igual te guardo uno de los míos para que tengas dos, junto con el de Ro, para distintas variedades de Té.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marce!!! a mí también me atraen más los rescatados en anticuarios pero son difíciles de conseguir así que los "modernos" son más que bienvenidos!!!

      Eliminar
  8. Soy de Bahía asi que te entiendo perfectamente, en las librerías siempre responden a mi pedidos con un: no eso no existe... aun llevándoles la info de marca y modelo de lo que necesito!!!!! respecto a los coladores te digo que me encantan también y he ido juntando algunos de mi ex suegra, de mi abuela y en face, Graciela del "El Barato Argentino" o Magui de "Capitulo Dos" seguro te lo van a encontrar. Yo le compre a Gra uno igual al de la foto que posteaste, ese con asas para que no se caiga de la taza, divino!!!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer y comentar!