22/10/14

Buenos Aires: Ronda de cafés

En mi último viaje a la capital visité variados cafés, nuevos, viejos, recomendables y otros no tanto. No puedo evitar hacerles una recorrida simple y con datos certeros, para evitarles chascos o impedir que se pierdan algo... imperdible. Los ordené en una especie de ranking de preferencia. El Top 8 de los cafés, donde los primeros reúnen todas las características esperadas y los últimos mejor pasarles de largo. ¡Arremánguense la camisa y tomen nota que arrancamos! (disculpen las fotos, porque en la mayoría de los lugares saqué solo con el ipod y pésima calidad).

1. Full City Coffee House


Si bien fue uno de los últimos cafés que conocí en mi estadía, FCCH se lleva el #1 porque la experiencia fue óptima. Lindo espacio, ambiente agradable, con AA (ese día hizo como 29º y era MUY necesario), atención justa y amable, y un exquisito flat white, el primero que pruebo en mi vida y que humillará a los futuros. Me faltó agregar precios razonables, para ser Palermo, y clave del wifi anotada en la pizarra, bien a la vista. Extra points. Para el camino me llevé un croissant enorme que también estaba riquísimo.

Thames 1535 - Palermo

2. Lolea


Aquí combinamos encuentro con Mari, porque dio la casualidad que ambas queríamos conocerlo. El local, en pleno centro, tiene una decoración perfecta y es autoservicio, pero la atención de mostrador es buena. Encontré productos frescos, hechos en el momento (sandwiches, ensaladas, quiches, papas, de todo) y pastelería muy tentadora. Yo solo probé un pain au chocolat que estaba muy rico, igual que el cortado. Me llevé un sandwich para la noche (post show de Damon!) y también estaba riquísimo. Lo más lindo del local es la barra de madera en la vidriera y el diseño black and white de la papelería y vasos. Morí. Es más, el vasito ME LO TRAJE. Así de packaging victim soy. Pero volviendo a la calidad del lugar, se los recomiendo, y si van antes de la hora pico/lunch time del microcentro, mejor, porque se llena, hay que hacer cola, esperar lugar y todo eso. ¡A las 11am estaba ideal! Los fines de semana no abre (y esa zona está casi muerta). Con la charla y la alegría de ver a Mari, me olvidé de sacar fotos dentro del local. ¡Pero vayan ustedes y véanlo porque está harrrrrmoso! 

Corrientes 320 - centro


3. London City


London City es uno de los Cafés Notables de la ciudad, con una historia interesante. Cuando estuve en julio pasado, el frente estaba todo tapiado y llevaba así varios meses. No parecía que fuera a resucitar, pero días antes de que yo viajara, gracias a Café Contado, me enteré de que reabrió sus puertas renovado y debo decir impecable (¡el baño! ¡no saben lo que es el baño!). No puedo compararlo con su etapa anterior porque nunca había entrado pero lo que vi esta vez lo recomiendo. Tiene la vida típica del café céntrico porteño, con amables mozos de uniforme y billetera en mano, pocillos de cerámica y cafés tradicionales. Acá no vayas a buscar lattes ni frapuccinos. Acá pedite un cortado y disfrutá de la vida en ebullición que lo rodea. El café viene con un cañoncito de dulce de leche de gentileza y me pareció un detalle simpatíquismo. El tostado estaba terrible DE RICO. Fun fact: como Cortázar menciona al café en su novela Los Premios (1960), le han armado una mesa estable en su honor, al lado de la vidriera, además de otros homenajes en el resto del local. A un costado, por Perú, al café le adosaron una confitería/deli muy elegante y tentadora. La felicidad de verlo abierto de nuevo completó un martes lleno de emociones y diversión (de lo cual les contaré en otro post). ¡No se lo pierdan!

Avenida de Mayo 599, esquina Perú - centro



4. Malvón


A Roville y toi las cité -ay, ella- en la nueva sucursal de Malvón, en Palermo Botánico. Y con este café empiezo a descender en la calidad del ranking. No porque haya sido malo sino porque no sé si volvería. Lo más destacable es el local, amplio y cómodo (aunque en un momento el rayo de sol que entraba del techo nos pegaba de lleno en la cabeza y molestaba). Lo que pedimos no estaba ultradelicioso, especialmente los apple rolls que pedimos con Ro. Un poco duros y crudos por dentro. De los cafés de ellas no recuerdo el veredicto, yo tomé un té de supermercado (para ser brutalmente honesta). Pero el lugar está muy lindo, en una zona divina, estuvimos como 3hs y nadie nos echó ni "obligó" a pedir más cosas :P Eso cuenta. Quizás los agarramos en un día malo en cuanto a pastelería. No sé. De todas maneras no me enloqueció la propuesta. 

Lafinur 3275 - Palermo Botánico

5. Impresso Café


Acá me olvidé de sacar fotos del café pero es el que está dentro de la librería El Ateneo Grand Splendid. Lugar que adoro y voy toda vez que puedo. Cai un sábado a la tarde, a minutos del tormentón del siglo. El café estaba llenito y había poca luz para foto (además no pedí nada extraordinario, un cortado y una medialuna) pero amenizaba la velada (?) un pianista en vivo que nos deleitó con Moon river y otros clásicos lindos. Y la vista, señores, LA VISTA que hay desde el ex escenario donde está el café... ah, un placer. No me canso de admirar la arquitectura y recomiendo ir a ese café solo por el ambiente. Por algo es una de las diez librerías más bellas de mundo.

Santa Fe 1860 

6. LattenTe


En este entré (antes de llegar al #1), escuché la música de fondo (reggae, ugh), sentí un calor tremebundo (no había AA, afuera 29º), el local era oscuro, más bien rusticón pero no en el buen sentido, y ahí nomás giré sobre mis talones y huí despavorida. He ahí mi injusticia. No probé lo que sirven. Pero como dice el dicho, la primera impresión es la que cuenta y la que yo me llevé no fue buena. No me dieron ganas de quedarme y creo que eso es importante a la hora de atraer clientes :P

Thames 1891 - Palermo

7. Maru Botana


Este sí que es un NO rotundo. De afuera pintaba lindo... su nombre vende por sí solo pero NO. Queda en Belgrano R, frente a la plaza Castelli, en una zona HERMOSA (a la cual fui dos veces porque menamoréeee). En el local estaban escuchando una radio de moda muy fea y molesta que no se condecía con el ambiente. La atención fue mala y descuidada. No tiene wifi propio, si querés podés usar el del otro local de MB que está negocio de por medio (y la señal apenas llega). Y por último, sus productos: el bagel estaba un poco gomoso para mi gusto. El café bien. Venía acompañado de una generosa porción de bizcochuelo (seco). Los precios no estaban a la altura de la calidad de lo que ofrecen. O sea, caro. Me arrepentí de haber entrado a los pocos segundos, y me fui lo antes que pude.

Echeverría al 3200 - Belgrano R

8. BONUS elogioso: Starbucks


Tal vez la peor foto de todo el post, disculpen de nuevo. Nada de lo que yo diga sobre esta cadena será novedoso pero sí quiero hacer notar algo. Yo no soy muy amante de las franquicias y menos de Starbucks, donde todo es tamaño XL y no se destaca por el buen café. Esta vez recurrí a varias sucursales en el apuro, el hambre y la cercanía y debo admitir que las experiencias fueron más que buenas. Productos sabrosos, ambientes tranquilos, linda atención... no sé si será que al haber TANTAS sucursales ahora se encuentra paz con mayor facilidad (la clientela no se agolpa en una o dos sino que se reparte) o si fue una excepción (dos excepciones), la cuestión es que disfruté ese carrot cake, el lemon pound cake y el sandwich de pollo como si fueran las exquisiteces más exclusivas de un nuevo local. No tomé cafés, solo un té y eso no ha mejorado: pasado de hervor y excesiva cantidad. Pero bueno, es Starbucks. Compensa.

Estuve en otros cafés menos notables pero que ni-vale-la-pena-mencionarlos. Es más, yo ya los olvidé.

Fiu! Terminó el post. Ya pueden descansar la vista. Gracias a los que llegaron hasta el final. A la mayoría seguro los perdi en el #3 atrás de un café.



18 comentarios:

  1. Soy muy fan del Malvon de VIlla Crespo pero en el del Botánico comí pesimo y no pienso volver. De la zona me quedo mil veces con Voulez bar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿son los mismos dueños de una sucursal y otra? Segun su pag de FB sí pero llama la atención que haya diferencia en calidad de productos. A Voulez bar nunca entré! esa zona se llenó de cafecitos lindos :)

      Eliminar
  2. hace años, muchos años, fui al café de maru botana y me sirivieron un tostado de miga común de estación, quemadísimo y a precio como si fuera el mejor panini del mundo (?). se ve que se mantienen fiel a su estilo ;)

    como persona que probó el café de malvón que se ve ahí en la primer foto voy a decir que no cambió mi vida. y que el croissant aux amandes tenía tres pedacitos de almendras, pero al menos no estaba crudo :3 malvón palermo va a tener siempre un lugar especial en mis recuerdos, pero para comer elijo malvón villa crespo toda la vida :)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿será que pretendemos demasiado de los cafés? xD
      Yo también tendré lindos recuerdos de Malvon pero no precisamente por Malvon jajajaja
      :*)

      Eliminar
    2. ay chicas yo soy tan mala que ni me acordaba que se llamaba Malvon jajajaja! la verdad que no sé si era la emoción pero del caffelatte ni me acuerdo, sé que estaba medio frio cuando lo tomé, y será porque la charla con ustedes estaba más entretenida! :D del apple roll confirmo que estaba medio crudoncho adentro...una lástima!
      EL resto todo INOLVIDABLE para siempre! ♥

      Eliminar
    3. vos no te habias pedido un capuccino? xD jajajaja seguro se te enfrió porque nos tomamos como 10 minutos para sacarle foto a todo xD

      Eliminar
  3. Me muero mal por ir al London City, y al primero también, se ve re lindo. Los anoto para mi próxima visita.
    Lemon pound cake de Stb = GLORIA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay, sí. yo no le ponía ni media ficha al budín, con ese frosting, pero ESTABA EXQUISITO. Asi que gracias por obligarme (?) a probarlo.
      Al de Palermo andá fuera del fin de semana (ya sé, dificil pero tenelo en cuenta) porque se debe llenar y hay pocas mesas. Yo fui un miercoles al mediodia y ya estaba completito.

      Eliminar
  4. muy buen post vix! y me encantaron especialmente las primeras dos fotos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Verin!!! decime que te tiré al menos un dato nuevo para vos y me muero de emoción! ;)

      Eliminar
  5. ay despues de este post me dieron ganas de dedicarme a esto y salir por la vida a probar caffésss!!! Vaaamos??? :D
    Para mí es toda muy buena data la tuya, para conservar, por que quien sabe? quizás en algun próximo viaje a Buenos Aires! ;) Y siempre me quedo con las ganas de ir a El Ateneo!!! :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el primer café tiene mucho pero mucho aire europeo! no?

      Eliminar
    2. Pero siiiiiiii, vamos! A cafeinarnos la vida juntas! (qué lindo vivir de eso, no? jajaja)
      El Ateneo te estará esperando para cuando vuelvas.
      El primer café, creo que tiene un aire más neoyorkino pero hey, yo no estuve ni en NY ni en Europa, usté en cambio conoce ambos lugares, debe saber más que yo ;) Ademas ahora con la globalización... (?)

      Eliminar
  6. Vix, haceme ranking de té y me arrodillo a tus pies. Café, paso.

    La clave en Starbucks es pedir que no le pongan el saquito al agua, dejás que baje la temperatura e infusionás cuanto vos querés, una vez que te sentás en una mesita. La hoja de té es realmente muy buena, pero la cantidad que hay en cada bolsita es un despropósito: yo uso un saquito de esos para hacer una tetera (no estoy exagerando). El lemon pound cake es la gloria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay, ranking de té... estoy en deuda con esa infusión. No me he dedicado a visitar casas de té en BA, los cafés los encuentro por todos lados facilmente! :P pero ya llegaré.
      No se me había ocurrido pedirle que no le enchufe el saquito de entrada. Qué pava soy. Es un montón, sí, porque además yo pido el tamaño más chico de vaso. Y el lemon pound cakes es la gloria, sí señora.

      Eliminar
  7. WOW me encantó tu post! Y eso que yo vivo en Rosario y de los que nombrás solo conozco al de Maru Botana y de afuera!!! Venite un día a Rosario a hacer la Review. Había un blog muy lindo dedicado a eso pero hace tiempo que no actualiza. Besos y gracias por compartir.
    PD: acá hay Starbucks, pero me abstengo por mis prejuicios jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Flor!! ah, me encantaría volver a Rosario a cafetear, fui en 1999 y 2000, hace mucho! Recuerdo que mi primer lágrima (ahi me la presentaron) la tomé en un café bien lindo que se llamaba Cantimpalo, cerca del Bv Oroño creo.
      Vos decis el blog bares para leer? si, hace rato que no publican supongo que porque se agrandó la familia lectora ;) se complica!
      gracias y besos!!

      Eliminar
  8. Aparecí por casualidad por aqui...... tengo unas ganas enormes de ir a Buenos Aires, algún dia lo conseguiré, saludos

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer y comentar!