3/12/15

Prólogo: escala en Buenos Aires


Antes de volar a London, estuve un día y medio en Buenos Aires, para poder asistir al recital de Belle & Sebastian en el Gran Rex. La entrada la había comprado en mi viaje anterior a Capital, y luego adapté el vaje a Europa en función de este concierto, para ahorrarme una ida a Buenos Aires que, como se pueden imaginar, no es muy barata. Asi fue que en la tarde del martes 20 de octubre llegué (en avión esta vez, qué placer, en una hora estaba aterrizando en Capital, mientras que en colectivo me demoro 10 horas o más ¡y los costos son casi los mismos!) y a la noche ya estaba disfrutando del show. 


Era la primera vez que los veía en vivo y me resultaron muy queribles. Yo estaba en Super Pullman, bastante lejos del escenario pero, una vez más, gracias al zoom de la cámara, pude verles las caras y apreciar detalles. Vinieron a presentar el nuevo disco "Girls in peacetime want to dance" pero también tocaron clásicos de toda su carrera e invitaron gente al escenario en Boy with the arab strap, como acostumbran en cada show. Stuart Murdoch puso mucha voluntad para meter algunas frases en castellano y demostró una humildad a prueba de todo, creando un ambiente cálido y sencillo, sin grandes despliegues escénicos. No retuve muchos detalles despues de un mes y días pero sí recuerdo la sensación, de estar en una reunión de amigos cantando y bailando lindas canciones. 


Podría haberme ido a UK con ellos, no me hubiese molestado hacer escala en Glasgow, pero no. Yo ya tenía listo mi pasaje. De todas maneras, estos escoceses fueron la perfecta preparación para lo que me esperaba en Londres. 

Al día siguiente me dediqué a tramitar cosas de último momento y conseguir cosas para el viaje. También, después de mil años sin vernos, nos pudimos juntar con Vero con té, café y medialunas por supuesto, en la hermosa London City. 


Me olvidé de sacarle foto a la merienda. ¡Tragedia! ¿en qué estaba pensando? Ah sí, en charlar todo lo posible y aprovechar esta "ventanita" que ambas pudimos hacernos en la semana ajetreada, para reunirnos y ponernos al día de novedades, planes, vidas, etc. ¡Gracias Verin, por todo!

Solo me quedaba volver al hotel, armar la valija definitivamente, poniendo atención a tener todo donde corresponde, hacer check in, imprimir boarding pass y mentalizarme para la tremenda aventura que me esperaba a partir del día siguiente. Mientras, miraba Harry Potter and the sorcerer's stone en TV. Mejor, imposible. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por leer y comentar!