15/3/16

LONDRES: lugares peligrosos para el presupuesto de viaje

Hasta ahora no mencioné demasiado sobre las compras que hice en Londres. Me dediqué a llevarlos de paseo por lugares bonitos, mostrarles fotos, contarles anécdotas. Pero ya es hora de blanquear: me volví loca comprando. Perdí la chaveta. Otra que la shopaholic. Hay una infinita oferta de todo lo que se les ocurra. Lo querés, lo tenés. Viniendo de una ciudad chica como la mía, las vidrieras y múltiples opciones londinenses casi me hacen colapsar. No hablo de zapatos, ropa, maquillaje ni perfumes. Soy cero minita (algunas de esas cosas compré pero no era lo que más me emocionaba, perder horas probándome ropa en department stores no era mi ideal turístico, ya les contaré mi experiencia). Mi debilidad son los libros y los artículos de papelería y artística. De lo primero ya me referí en mi book haul de octubre y noviembre. De lo segundo, me refiero hoy, aquí y ahora. Hay un tercer rubro - perfumería- que también me hizo caer por la barranca pero no tanto. Me lo voy a tomar con humorrrr y voy a calificar cada lugar por su grado de peligrosidad, en una escala del 1 al 5, siendo 5 el RED ALERT. Here we go!

Waterstones


Como les conté en el video, la cadena de librerías Waterstones es la meca. No solo para comprar libros sino que hay una amplia variedad de cosas extras para perder la cabeza. El mug de Penguin Books era una de mis metas. Fui con ese objetivo en mente y por el camino se me fueron pegando otras cosillas: washi tapes de mt, una regla de madera, adornitos para el árbol de Navidad, una caja de Christmas crackers chicos, pirotines navideños, postales, tote bags (de los totes haré un post o video aparte) y la lista podría haber seguido si yo no me hubiese llamado al orden, pensando en el exceso de equipaje (y las deudas). Pero tengan en cuenta que es altamente peligroso. GRADO 5.

nota: hay sucursales por todos lados y los que atienden son super amables.

Paperchase


Otro lugar que me demandó una fuerza de voluntad infrahumana. ¡Las cosas bellas que hay ahí! No es el lugar para encontrar baratijas (salvo stickers, el resto, saladito) pero los diseños de los productos enloquecen de hermosos. Imaginen variedad de cuadernos, agendas, papeles, envoltorios, sellos, cintas, tags, tarjetas... imposible enumerar todo. Me limité -no sé cómo- a comprar solo estas planchas de stickers. Creo que ayudó el hecho de que cuando fui era al final de un largo día de paseos y estaba agotadísima, tanto así que a la cajera le quise pagar con la Oyster card en vez de la de crédito y provoqué un momento gracioso entre las empleadas. PELIGROSIDAD GRADO 4.

Tiger


La cadena dinamarquesa, que está por toda Europa, es EL lugar para conseguir cosas lindas y relativamente accesibles (para nuestro cambio todo es re caro pero en comparación, Tiger gana). No me voló la cabeza, voy a admitir. Algunas cosas son bastante ordinarias y de calidad dudosa. Estuve en dos sucursales - una en Oxford Street y otra en Norwich- y la circulación tipo laberíntica me puso algo nerviosa. Incluso una mujer me tiró la bronca porque iba "en sentido contrario" o.O ¿PERDÓN? Me stockeé de cintas tipo washi pero raras, unos tacos de sticky notes y listo. No me moría por volver, además no me podía traer en la valija las cosas de decoración y para el hogar. Y los empleados no se destacan por su simpatía. PELIGROSIDAD GRADO 4. 

LONDON GRAPHIC CENTRE


DANGER! DANGER! eso debería decir en la entrada. Había metido más cosas en el canastito pero al llegar a la caja - me atendió una española simpatiquísima y charlamos un rato- tuve que abandonar algunos items porque el total era abrumador. Aquí hice la primera inversión del rubro: la paleta de acuarelas Winsor & Newton. Estaba en oferta y desde acá es imposible conseguirlas, al menos a un precio decente. El resto, lo que ven en la foto. Hay 3 pisos en total para tentarse, mucha variedad en papeles artísticos y elementos de dibujo y pintura, bien específico y técnico. Otro lugar al que llegué tarde y cansada. Eso no me impidió pasarme largo rato eligiendo y evaluando utilidad vs precios. Estuvo difícil. La sucursal que visité quedaba en Covent Garden, creo que hay otra pero no muy céntrica. PELIGROSIDAD GRADO 5.

Boots


Por si no quedaba claro, el rubro perfumería me resulta muy atractivo, aunque no soy entendida ni consumo productos de marcas exclusivas. Boots es una cadena de farmacias+perfumerías (también venden alimentos, ropa, libros, de todo, como en botica) similar a Farmacity. En una hermosa invasión, encontrás un Boots cada 3 cuadras, más o menos. Tienen una amplia variedad de maquillajes de las marcas famosas y otras menos conocidas, más baratas. Lo que más me atrajo eran los canastos de travel size products. Es decir, los productos de perfumería de envases chicos, ideales para llevar en la valija o cartera. De todo encontrás, como pueden ver en la hilera de arriba. Otro descubrimiento revelador fueron esos handy wipes: pañuelitos húmedos perfumados, muy útiles para limpiarte las manos antes de comer por ahí. Cuando una anda sola no va eso de "ay, ya vengo, voy al baño". Una vez que conseguiste una mesa, ahí te quedás, atornillada. Me traje handy wipes de repuesto para meses. Acá también hay muchas ofertas y promociones, de 2x1 y 3x2 en maquillaje y demás productos. Me he pasado horas en Boots y lo volvería a hacer. PELIGROSIDAD GRADO 5.

Superdrug


Ya que estoy con las perfumerías, sigo con Superdrug que es la competencia de Boots pero hay menos sucursales (creo). Entré únicamente porque me habían encargado unos maquillajes baratos y buenos que se consiguen en pocos lugares. Aquí también estuve un buen rato pero no por mí sino buscando el encargo. Punto a favor: ¡wifi libre! Y ofertas 3x2. Así fue que me vi de pronto beneficiada con un producto de maquillaje gratuito todo para mí. Si me hubieran visto, tan inútil, caminando ida y vuelta por los pasillos, probando colores en la manos... al final me elegí un labial para poder irme de una buena vez. Estaba harta de buscar algo que realmente no me interesaba tanto. Pero no iba a desperdiciar la oportunidad. A la pasada me llevé estos paños desmaquillants para ojos, per codere. Porque era chiquito y barato. Para mi Superdrug no es altamente peligroso pero si te atrae el maquillaje, consideralo un GRADO 4.

MUJI


Esta sucursal de Muji la encontré de casualidad, caminando por Carnaby Street (pronto, post!) y no pude no entrar. Conocía muy poco de lo que la marca nipona ofrece y no tardé mucho en ponerme al tanto. Desde luego, la sección stationery + art supplies me abdujo y me compré 3 lapiceras de punta fina, una libreta y un calendario de escritorio mini. Y la vela. Los precios no son tan accesibles. Es para darse un gustito una vez. PELIGROSIDAD GRADO 2.

Cath Kidston



Oh, good old Cath... ¿qué decir de ella? Sus tiendas son pura lujuria peeero en cuanto empezás a ver los precios, se te pasa un poco y empezás a achicar las opciones. No sé si, teniendo la chance de comprar todo lo que se me cantara, podría vivir rodeada de tanta florcita y piripipí colorido, pero ciertamente la forma en que presentan los productos es muy atractiva. La empleada, tan amorosa ella, viendo que estaba con la cartuchera en la mano esperando hacía rato en la caja me preguntó, en un tono super dulce: "Are you being taken care of?". La forma más amable y polite de asegurarse de que me habían atendido. De caradura nomás le dije que "era para regalo" y me lo envolvió en un sobre rojo a lunares deveeeeno. Al fin de cuentas, era un regalo... para mí misma. Años mirando los catálogos de Cath Kidston y por fin era dueña de ¡un producto! Más, lamentablemente, no se puede. PELIGROSIDAD GRADO 2. 

Forbidden Planet


Este lo dejé para el final porque en gran parte fue una desilusión. Para los que no conocen, Fobidden planet es el paraíso nerd. Una tienda donde venden todo lo imaginable sobre series, películas, dibujos animados, manga, comics, etc. En el subsuelo está la sección librería -siempre está llena de gente y se complica hasta caminar- y en el primer piso el encuentran todos lo demás. Fui puntualmente buscando cosas de Doctor Who y me llevé una sorpresa al descubrir que había muy poco. A Capaldi lo estaban rifando, pobre. Me conseguí un 10th doctor en liquidación -katching!- y en unas máquinas que, por una moneda de una libra, te entregan una esfera con un muñequito sorpresa me ligué un K-9 y dos weeping angels (que regalé a amigas whovian). PELIGROSIDAD GRADO 4 (pero solo para gente del palo).

Lugares que representan cierto peligro y no mencioné: 

- Tesco y TODOS los demás supermercados. Una locura la variedad de productos. Precios de supermercado. Ideal para conseguir tés, galletitas y golosinas.

- los negocios de souvenirs para turistas: sí. Hay que reconocerlo. Uno dice "nah, no me voy a comprar un llavero de London, eso se consigue en cualquier lado". Error. Te comprás uno y todo, y snow globes, mini red buses, stickers, medias, tés, postales y cuanta chuchería se le ocurra a uno. 

- Twinings: si son amantes del té inglés, probablemente ya conozcan esta tienda y no hace falta que la mencione. Sospecho que la incluiré en un post futuro así que no agregaré nada más. 


Le pongo fin a este post un tanto materialista y revelador, porque la verdad es que la ciudad entera es un inmenso centro de compras que tienta a cada paso. Tuve la suerte de que British Airways no me cobrara por la valija extra -milagro- que tuve que comprar antes de cruzar a Paris, para acarrear el 75% de las compras hechas. Desborde, pasión y locura en Londres. ¡Pero quién me quita lo disfrutado!



pd: (¡falta todo lo de París!)






4 comentarios:

  1. NOOO!!! Que buen Post!! Estoy saltando en el escritorio! Quelindacosasporfavooooorrrrrrrr

    ResponderEliminar
  2. Yo también soy loca y amante de las cosas de papeleria! Gracias por este post! Para tenerlo muy en cuenta! Hermosas todas las cosas que compraste!! Saludos

    ResponderEliminar
  3. Que suertuda con lo de la valija extra! Las acuarelas me encantaron.
    Y si sentís que te quedaste con ganas de comprar mas cosas es una buena excusa para pensar en volver!

    ResponderEliminar
  4. Sin duda sería un peligro para mí también. Me encanta la papelería de cosas lindas! tanto que no sé cómo vas a empezar las acuarelas que compraste ;).

    Un abrazo

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer y comentar!