4/4/16

Wrap up de marzo

Parece que los videos no estarían volviendo... sucede que el mes pasado leí tres libros y todos ebooks por lo cual no tengo el libro real para mostrar. ¡Las palabras escritas siempre me salieron más facil! Como decía, leí tres libros (en realidad leí dos y terminé otro que había empezado en febrero) y todos escritos por mujeres inglesas, lo cual no fue nada planeado. Es el interés que me va llevando por ese camino.


How to be a woman - Caitlin Moran
Antes de empezar a leerlo no estaba muy segura de qué se trataba el libro. Si era ficción, autobiografía o qué. Resultó ser lo segundo, mezclado con una especie de panfleto feminista. Caitlin comenzó su carrera de periodista y escritora en su adolescencia, escribiendo para revistas musicales británicas y luego columnas en diarios, guiones y libros. Es una líder del nuevo feminismo británico en este momento, super popular y citada por muchos. A mí no me convenció. Yo no logro comprometerme con la causa. Tal vez porque no me ha tocado sufrirlo de cerca - me han discriminado por decenas de cosas pero no por ser mujer y podría decir que la discriminación siempre vino de congéneres. El libro es un relato de sus memorias, con *demasiados* detalles personales. Y los primeros capítulos, dedicados a su etapa púber, los esquivé deliberadamente. No quiero saber tanto de tu vida privada, Caitlin. Gracias. Y en su análisis de vida y feminismo, por momentos siento que pierde el norte, al punto de afirmar que haber parido a su primera hija, con infinidad de complicaciones, le hizo "crecer un buen par de bolas", con lo cual muestra que ni ella se libra de caer en la discriminación que condena en el resto del libro. ¿Desarrollar coraje para enfrentar cualquier adversidad de la vida significa volverse hombre? ¿Las mujeres no lo pueden lograr por sí mismas, sin bolas? Hubo partes en las que me espanté, otras en la que simplemente me escandalicé y otras quise insultarla. También me hizo reir, un poco. Pero no logré, en ningún capítulo, sentirme mínimamente identificada con su experiencia como mujer. Que es bien trillada, digámoslo, Caitlin. 

Girl online - Zoe Sugg
Yo estaba bastante ajena a la existencia de esta chica, Zoe Sugg, más conocida como Zoella en las redes sociales. Es una youtuber/vlogger/empresaria (y escritora, cof, no te creo, cof) inglesa recontraultrasuper popular, con millones de seguidores y una vida qué ni ella se la puede creer. Y como toda internet personality (?), sacó un libro. Bah, ya sacó dos, pero acá voy a comentar el primero. Es una novela del género Young Adult con todos los elementos típicos de la fórmula: una protagonista loser y torpe pero buena, el amigo gay, la familia copada y perfecta, el crush de la escuela que ni la registra, la amiga malvada y el evento impensado que cambia su vida para siempre. Mientras leía me repetía "bueno, esto no está escrito para mí, no importa, cuando me aburra lo dejo" y... no lo pude dejar. De hecho los últimos capítulos me los devoré uno tras otro en un rato. El libro está bien escrito, para qué negarlo. Aunque sea bastante autobiográfico, dudo seriamente - yo y el resto del mundo- que haya sido pura y exclusivamente obra de ella. De hecho, le agradece a dos personas que la ayudaron en la redacción (o sea, le hicieron los deberes). Si bien no es una obra maetra literaria, está bien. Se deja leer, es entretenida y graciosa, y de paso, le da visibilidad a ciertos temas - trastornos de ansiedad, ataques de pánico, salida del closet- que nunca están de más. Al fin de cuentas, los millenials leen mucho más de lo que creemos y empiezan cada vez más chicos.

Clothes, Music, Boys - Viv Albertine
Este lo había empezado en febrero y lo abandoné porque la vida de los punks no es algo que me atraiga tanto. Pero al terminar el de Zoella, necesitaba cambiar a algo más... crudo. Más real. Y ahí retomé, justo en donde el libro inicia su "lado B", es decir su vida post punk, literalmente. Viv Albertine se hizo famosa al sumarse  al grupo The Slits a fines de los 70, relacionándose con todos los nombres de la escena punk. Luego abordó infinidad de actividades, entre ellas el cine y la dirección de videoclips. Realmente se siente como si fueran dos libros distintos, dos vidas completamente dispares. De punk irreverente y okupa, a madre de familia y ama de casa de los suburbios. Yo no conocía nada de ella, solo la banda, de nombre. Tiene una historia de vida increible y por momentos dolorosa - otra que no ahorra detalles- pero por eso mismo, resulta un testimonio de garra y empuje envidiables. Se hizo y rehizo, desde las cenizas, tantas veces que es casi asombroso que esté en pie vivita y coleando. De hecho, me puso likes en Twitter cuando la mencioné por su libro. Go, Viv. 

Después de pasarme un mes leyendo solo en formato digital, apretando botones, tuve una imperiosa necesidad de volver a mis libros de papel, de ver colores y tapas lindas y señaladores.
También leí una de las short stories - la que da título al libro- de "Tea with Mr Rochester", de Frances Towers (para comprobar si se refería al de Jane Eyre) que me aburrió soberanamente. 


Y ustedes, ¿qué leyeron de bueno/malo?


1 comentario:

  1. Hola Vix!
    En el último tiempo leí “La elegancia del erizo”, me gustó mucho como está escrito y me mantuvo atrapada la historia, ahora me intriga leer el nuevo libro que publicó la autora, “La vida de los elfos”.
    Estoy promediando “Los autonautas de la cosmopista”, en general me cuesta engancharme con Cortázar, pero este libro tiene otros… ‘condimentos’, así que está bueno!
    Sigo atenta a tus lecturas, siempre saco alguna idea, es más, recién me metí en tu wishlist de book depository y tome algunos ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer y comentar!