19/10/16

Preparativos, sugerencias y anécdotas de viaje

Prometí armar un post contándoles sobre cómo armé el viaje y algunas sugerencias útiles pero, si soy honesta, mi organizacion de viaje fue una gran desorganización, por lo cual no va a servir mucho de ejemplo. Fue un verdadero caos porque era la primera vez que viajaba sola en avión a un lugar desconocido por tanto tiempo y en otro idioma. Tenía una larga lista de recomendaciones de otra gente y no sabía por dónde empezar. Ansiedad mezclada con desconocimiento no es buena combinacion. Ataqué a preguntas a amigas que ya habían viajado y me pasaron datos pero igual no me sentía segura como para armar todo el viaje sola desde mi computadora. Recurrimos a un par de agencias de viaje y me llevé una gran  sorpresa al ver que a ninguna de las dos les interesó tenerme de clienta. A la primera fuimos con madre, a Bahía Blanca, la mujer tomó nota de lo que necesitaba y prometió escribirme con el presupuesto. Jamás me contactó. Una semana perdida, que en términos de reservas y precios más baratos es clave. Fui a otra, acá en mi ciudad. Que nos conoce de toda la vida. Le dejé mis inquietudes de lo que quería (vuelos, hoteles, trenes, fechas) y volví a la semana siguiente como me indicó la dueña. No tenía NADA averiguado ni preparado. Ok. Adiós para siempre. Otra semana larga perdida.  Afortunadamente, días después, una conocida que es agente de Aerolíneas Argentinas nos sugirió una tercera agencia de viajes donde, por fin, me atendieron de maravillas y solucionaron uno de los pendientes: los vuelos. Luego, charlando con el flaco, llegué a la conclusión de que el alojamiento mejor lo buscaba por mi cuenta pues lo que ellos tenían para ofrecer era de demasiada categoría para mi presupuesto. Así que ahí fue donde me zambullí en venere.com la web de reservas online recomendada por mi amiga Lucía. Una vez que me aseguré los hoteles y las fechas de entradas y salidas, me dediqué a reservar los trenes (ida y vuelta a Norwich, e ida a Paris) en la web de Rail Europe, que te ofrece los precios en moneda e idioma local, te calcula los cargos extras y en ese momento creo que hasta tenía en cuenta el 15% extra que nos cobraban las tarjetas por compras al exterior. Yo lo digo así y suena a que me salió todo fácil y rápido, pero no. Nada más alejado de la realidad. Esas reservas online me dejaron extenuada. Nunca había comprado cosas de valores tan altos en internet, ingresando números de tarjeta. Tenía pánico de errarle a las fechas, de ingresar mal algún dato, además de hacer malabares con los límites de compra disponibles de cada tarjeta y las fechas en que se pagaría cada cosa. Ya de movida me había equivocado con la fecha de salida del primer hotel, porque esas webs te toman la fecha del check out, no de "la noche que pasás ahí". Ese fue uno de los precios que pagué por ser una novata. Yo, acostumbrada a reservar hotel en Bs As por noches, no me di cuenta de la diferencia y por ese error me perdí un día entero en Londres. Y le caí un día antes a mi amigo en Norwich que tuvo que dormir en un catre para dejarle su cama a los hijos. Cosas que me pasan a mí.

Con los trenes era más sencillo, hasta para gilas como yo. Pero el tema de que todo es una reserva online-virtual-en la interwebz-de la nube y vos en mano solo tenés un papelucho impreso con un código QR... es loco. Y para mí, además, era novedad. Y lo nuevo da inseguridad. Las reservas de trenes implicaban que una vez que llegaba a la estación debía imprimir los boletos (solo de los trenes de ida y vuelta a Norwich, porque el Eurostar a Paris era sencillo: apoyé el código QR impreso en un lector, esto activó el molinete, me dejó pasar con todos mis cachivaches y listo). Una vez allá, en Liverpool Street Station, fue más complicado de lo que yo esperaba. Para empezar llegué con el tiempo justíiiiisimo, no tenía idea por dónde se entraba ni cómo era la estación por dentro ni dónde debía imprimir los tickets. Error. Me bajé del taxi y busqué la entrada corriendo, con la valija flameando detrás ¡y había que bajar al subsuelo todavía! Creí que perdía el tren. Aún quedaban como 10 minutos pero yo no veía ni lo que tenía delante. Lo único que se me ocurrió fue ir al information desk o como se llamara. Le debo haber explicado la situación muy mal porque la chica, aunque muy atenta, me puso cara de "WOT??". En una segunda explicación, más calma y mostrándole el papel impreso con la reserva, me acompañó hasta las máquinas de boletos y me ayudó a imprimirlos. El tema es que para hacerlo, la máquina me exigía insertar mi tarjeta de crédito o débito, por seguridad nomás (ya estaba todo pagado) y no me aceptaba ninguna de mis tarjetas. PÁNICO. Ella, muy tranquila, como si quedara una hora de espera aún, me dijo "Esperá, te presto la mía".  Volvió a su escritorio, sacó su billetera y volvió a la máquina autoservicio con SU PROPIA TARJETA DE CRÉDITO y me imprimió los mil papelitos (bueno, no, eran 5 nomás pero parecieron más). No me alcanzaba mi vocabulario entero de Inglés para agradecerle. Hice a tiempo para todo, incluso tuve que esperar, observando la tabla de horarios arriba con paciencia hasta que se anunció la plataforma. 




Toda una experiencia para mí, la pajuerana namber uan. Debería haber hecho como amiga previsora, que fue con anticipación a chequear la estación de donde viajaría días después e imprimir los boletos con antelación (y ella no tuvo problemas con su tarjeta asi que será un tema de empresa de trenes o de bancos). ¡A mí ni se me ocurrió hacerlo! En fin, lección aprendida. 

Yo, además de aviones y trenes, tuve que conseguirme transporte a Ezeiza, y luego a la vuelta, de Ezeiza a Aeroparque para tomar el vuelo a Bahía Blanca. Todo lo hice con Tienda León, comprando en el momento. No hice reservas previas y pagué in situ. 

aún me sigo riendo de esta traducción en el Tienda León a Ezeiza xD
DO NOT SUPPORT THE FEET, PIPOL! 

¿Qué más les puedo contar? ¿Equipaje? Yo viajé directo por British Airways. Esa empresa te permite llevar una valija para despachar y un carry on/ bolso de mano en cabina MÁS algo extra chico, por ejemplo un maletín con laptop o una cartera debajo del asiento de adelante. Yo no llevaba computadora, asi que en cabina solo llevé una mochila grande, para luego andar por la ciudad y cargar futuras cosas acumuladas ( #mividayo la segunda semana en Londres ya me tuve que comprar otra valija, chica, y menos mal que BA fue considerado y no me la cobró extra al irme de Paris porque no cabía dentro de las medidas exigidas para ir en cabina. Me la despacharon SIN CARGO, directo a Ezeiza, porque "había espacio libre". Cómo te quise ese día, British Airways. Bah, siempre los quise. Excelente servicio, tanto en tierra como en el aire).



Sugerencias útiles, heredadas de otros viajeros y algunas mías: 

- ponerle una cinta de color a la valija y pagar por el nylon de seguridad para envolverlas en los aeropuertos. Es un servicio caro pero protege mucho de los revoleos y aplastamientos que sufre el equipaje.
- llevar bolsitas Ziploc extra para los líquidos que se traen de allá ¡Y debería haber llevado muchas más!
- llevar un par de apps útiles en el celular: la de la aerolínea y... no mucho más ¿eh? porque llevé unas de buses que después allá ni usé pues me manejé muy bien con Google maps, tanto para ubicarme en el plano como para averiguar cómo llegar a todas partes. Muy efectiva.
- llevar una lista mínima de cosas a visitar y marcarlas en Google maps con estrellitas así una vez que uno está allá paseando las opciones cercanas se ven todas juntas y se optimiza el tiempo.
- algo que no hice bien y les recomiendo: lleven plano en papel de las ciudades que visiten, porque eso ayuda a tener una idea general del lugar, y porque a veces no hay wifi disponible -aunque en Londres hay por todos lados- y hay que depender del good old paper map, a la antigua. Yo tenía uno pero no para consultar parada en la calle, era enorme y de letra chiquita. Conseguí uno mejor recién en la segunda semana. 
- lleven una botellita de agua VACÍA en el equipaje de mano, y una vez que pasan los controles y están en zona de pre-embarque la llenan en el baño o bebedero. 
- algo que hice, en parte: lleven lo MÍNIMO INDISPENSABLE de ropa y de todo. Viajando en estaciones de frío no es tan factible pero inténtelo. Allá pueden lavar lo diario (en la habitación o en un lavadero). 
- abrigo: yo llevé ropa demasiado abrigada, como para el frío de invierno de acá, y en Londres en otoño no hace taaanto frío, la humedad hace que sea bastante "pesado" el clima. Lleven una campera abrigada pero liviana en cuanto a material (¡la mía tiene pelo sintético adentro!) porque van a andar todo el día caminando con ella puesta, en exterior e interior, más todo lo que lleven debajo. La clave: capas de ropa liviana. Si sobra algo, se lo sacan y se lleva en la mochila/cartera/etc. Y buen calzado cómodo. Yo llevé un par de zapatillas y unas botitas de cuero. Adivinen qué usé 30 de los 31 días. Sí, las zapatillas.
- moneda: yo llevé algunos euros porque en ese momento no se conseguían libras. Una vez allá en Londres cambié euros por libras en casa de cambio chicas. Hay que evitar Travelex (la que encuentran en los aeropuertos) porque te cobran comisión. Lo hice el día que llegué, en Heathrow, y nunca más. Alrededor de la ciudad hay multitud de oficinitas de currency exchange con las cotizaciones a la vista (especialmente en los negocios de souvenirs). Para el resto, usé tarjeta de crédito y débito sin problemas en todos lados, hasta para pagar un simple café. Allá las monedas se usan mucho, incluso más que los billetes, lleven monedero (yo me compré uno porque además los billetes son más anchos y no me cabían en mi billetera). Y tengan paciencia hasta familiarizarse con ellas. calculen que cuando algo pequeño allá sale 50p (cincuenta centavos de libra) ¡es como pagar $10 acá!


- consigan la Oyster card que permite viajar con descuento en subte, colectivo y tren. Yo cargaba el abono de 7 días y lo renovaba (eso se llama "to top up"). El transporte allá es CARÍSIMO.
- les iba a sugerir que no acumulen demasiadas cosas durante el viaje porque a la vuelta es trágico pero ¿¡QUIÉN SOY YO PARA ANDAR DANDO CÁTEDRA DE ALGO QUE NO ME SALE NI EN SUEÑOS!? #hoarder 

con todo esto me fui sola de Londres a Paris. Una locura.
Para ir a St Pancras contraté un taxi
de tarifa fija (no black cab).
No volvía a hacer la travesía en underground ni beoda.
con esto más el tote bag, todo a punto de estallar, volví de Paris
(y aún me faltaba ir de Ezeiza a
Aeroparque para tomar el vuelo a Bahía Blanca)

Este post dista mucho de ser un tirapostas de viaje. Definitivamente mi forma de organizarlo no es ejemplo de nada, hasta les diría que se aseguren de NO hacerlo como yo xD Salvo los datos de dónde hacer las reservas, lo otro fue resulto en un estado cercano a la locura. Ahora ya tuve mi primera experiencia, sé cómo son los pasos a seguir dentro de un aeropuerto internacional, dónde y cómo reservar, qué cosas tener en cuenta. La próxima vez será más relajado todo. Y espero que no pase mucho tiempo para ponerlo en práctica. 

No se me ocurre nada más para agregar así que si tienen dudas, ¡pregunten que respondo! Me queda la sensación de que conté todo mezclado y no van a entender un pomo. 

Ahora sí, nos vamos a St Pancras y cruzamos el canal en tren rumbo a la capital francesa. Allons-y!







10 comentarios:

  1. Ya guardé este post (y algunos más)en un archivo que se llama "Viaje". Estoy organizando para mayo-junio, espero poder hacerlo!! GRacias por todos los datos :)

    ResponderEliminar
  2. Acá pajueran namber chu, A.K.A. "la amiga previsora" que fue a chequear la estación de donde salía (de hecho, fue a ver si lograba llegar, por empezar) y todo eso, pero porque vos ya me habías puesto al tanto de que la cosa podía no ser tan simple.
    Con respecto a las apps, Google maps funciona incluso sin internet, si activás el servicio de ubicación; lo que no te da es la posibilidad de mapear rutas. Pero para saber dónde estás, y si estás yendo para el lado correcto, anda perfecto. Y hace que no necesites el plano en papel (yo llevé dos y ni los usé).

    ResponderEliminar
  3. Y ahora viene mi parte favorita...PARIS!!!!
    Gracias por los consejos, al igual que Sil, tambien tengo una carpeta y voy guardando las experiencias de los que viajan por el mundo.

    ResponderEliminar
  4. Del undergrown en Londres a la 504 por Passo.. hay que acostumbrarse de vuelta..

    ResponderEliminar
  5. Dato pavo pero que suma...la Oyster se puede devolver en las estaciones y te devuelven lo que pagaste por el plástico + el crédito que tenga cargado ;)
    Si se me ocurre algo más vuelvo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí! pero yo ni loca la devolvía, se vino conmigo de recuerdo y para la próxima, porque VOY A VOLVER. Yo di por sentado que todos los que van a Londres vuelven xD

      Eliminar
    2. Claro que planeo volver...pero compraré otra Oyster, porque para ese momento entre 2 recuperamos casi 20 pounds, que al final del viaje valen mucho más ;)

      Eliminar
  6. Que mala onnnnda los de las agencias, después se quejan cuando no tienen laburo... en fin.

    Es una guía imperfecta pero guía en fin! Por ejemplo el dato de venere.com no lo tenía, solo conocía booking.com. Lo mismo con Rail Europe, ahí me la voy a chusmear!
    El dato de las estrellitas en google maps me gustó, yo hago eso pero en modo analógico en una libreta. El Londres no me alcanzaría el papel creo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Vix!
    Finalmente ya tengo pasaje!!! Voy a andar por Londres a fines de mayo (ya estoy llorando).
    Una consulta: funcionan las tarjetas de débito o crédito comunes, o sólo las que tienen chip?
    Sigo releyendo tus posts y tomando nota.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lloro yo junto con vos y te envidio cochinamente! Felicitaciones por la decisión! Funcionan ambas. Con banda magnética también (esas llevé yo y no tuve dramas). Escribime en privado y contame más del plan de viaje! Beso!

      Eliminar

¡Gracias por leer y comentar!