18/10/16

Último día en London: de Buckingham Palace al Big Ben con escalas

El lunes 9 de noviembre fue el último día entero que pasé en London [agarra fuerte la caja de Kleenex]. Ya la tristeza me había invadido por completo y cada paso que daba se sentía como despedida. Mi mirada había cambiado. No quería irme ni de casualidad. Igual me propuse sacarle jugo hasta la última hora, aunque las piernas se me cayeran a pedazos de agotamiento. Lo primero que hice fue ir hasta Fitzrovia a conocer el mentado Attendant café, del cual ya me explayé en este postA la ida y vuelta paseé por la hermosa Regent Street, esta vez en plena luz del día aunque estaba nublado (como el 99% de los días que estuve en Londres).


allá al fondo, con ventanitas, la BBC Broadcasting House,
 delante una iglesia cuyo nombre no registré














Antes de tomar el underground de nuevo, me paré un rato largo en Oxford Circus, bien en la esquina, apoyada contra la pared de una tienda grande (creo era Nike). Acá:

Miré con atención todo lo que se cruzaba: red buses con carteles promocionales, gente apurada, black cabs, autos, los que entregan el Evening Standard, un trío de músicos callejeros tocando Sweet Home Alabama, los ruidos y olores (pocos de ambos), el cielo gris, el frente de los edificios. Más gente. Pensé: "Mierda, cómo te voy a extrañar, Londres. NOMEQUIEROIRNOMEQUIEROIRNOMEQUIEROIRNOMEQUIEROIR"

Y luego, subte mediante, llegué a Trafalgar Square para emprender una larga caminata, muy royal.


este mural rememora el Gunpowder plot, por el cual cada 5 de noviembre se realizan fogatas y shows de fuegos artificiales. Popularmente se conoce como "Guy Fawkes' night", por el nombre de uno de los complotadores que nos mira desde el centro con cara de yo no fui.
En el Admiralty Arch, frente a Trafalgar Square, empezó mi recorrido. Del otro lado se extiende una avenida llamada The  Mall, en línea recta hasta Buckingham Palace, por la cual, cada junio, la Reina desfila liderando una procesión militar y ecuestre, como puntapié inicial de la ceremonia llamada "Trooping the colour" en honor al cumpleaños oficial del monarca de turno.




me caminé todo eso hasta el fondo










no me faltaban ganas de subirme a un black cab para llegar eh... pero ya me faltaba menos

puede que sea la entrada a St James' Park pero puede que no sea



El Queen Victoria Memorial y detrás Buckingham Palace

el alma de la fiesta, la doña...







EL balcón



Una vez que terminé de sacarle fotos al palacio, tomé una calle del costado llamada Birdcage Walk hacia Westminster. Otro trajín importante.



you, cheeky bastard...








¡y de nuevo llegué al Big Ben! Con un poquito de sol. 







Dos días después, el 11 de noviembre, se conmemoraba Remembrance day o Poppy day (por la amapola símbolo que se lleva prendida en la ropa), el día en que el Reino Unido recuerda a los caídos en combate en las guerras. En los jardines de Westminster Abbey se colocan cientos de cruces y poppies, cada una portando el nombre de un caído.





Después de sacar esta foto me di cuenta que había una red wifi libre. Acto seguido llamé a madre via Facebook y le transmití imágenes del Big Ben y alrededores, en vivo en videoconferencia, parada frente a the Houses of Parliament. Hola siglo XXI, te adoro. 

escuché las campanadas de las 3 de la tarde.
Y yo no había comido nada en horas.
Consideré entrar en algún café tipo cadena pero eran todos un caos o solo takeaway y yo necesitaba algo tranquilo, para descansar y comer. La respuesta llegó enseguida, ahí nomás en Whitehall, en forma de pub inglés: The Red Lion. Aquí me almorcé la sopa de tomate MÁS RICA DE LA VIDA y eso que a mí no me gusta la sopa. Me quedé un par de horas y ya entraba gente ¡a cenar! (allá "cenan" tempranísimo, a partir de las 17.30). En la mesa contígua estuvo una familia argentina, con adolescentes malhumorados. No sé bien qué pasó pero el aire estaba tenso y el padre se disculpaba con el mozo. Parece que la piba quería un tostado de jamón y queso y ahí, mi vida, hay que adaptarse o morir (de hambre). Yo no tenía ese problema, ni ningun otro, a decir verdad. Disfruté como loca mi primera y única experiencia de pub. Y no cualquier pub sino uno al que solía ir un joven Charles Dickens. The cherry on top para mi despedida de la capital inglesa *snif*







Y al salir del pub, de noche aunque eran apenas las 5 de la tarde, empecé a despedirme lentamente de todo...

so long, Big Ben, you were so beautiful...

farewell, Underground, I will certainly miss you...

hope to see you soon, London eye, at night you look amazing


goodbye, my dear Waterstones, you were too good to me

and you Tesco, I'll miss you the most

goodbye Notting Hill Gate streets, you beautiful you...

sí, MOVIDA Y TODO. 

goodbye, tube platform...

mi último viaje en London underground.
"please mind the gap between the train and the platform"
"this is a Circle Line service to Edgware road"

*oh, god, the tears...*


Goodbye, London, I love you with all my heart. I'll be back. 

Como las lágrimas son reales y se me nubla la vista y caí en un pozo de nostalgia masivo, antes de pasar a contarles de Paris -porque no puedo- voy a armar un post bisagra para mañana, con datos, sugerencias y mis preparativos del viaje. Ahí los espero.







9 comentarios:

  1. Qué fotones! Me encantó este paseo! (Bueno, me vienen gustando todos en realidad...)
    Me intriga y me causa gracia lo que tiene la Reina Victoria en la mano izquierda, ese hombrecito será su marido? jajaja quién sabe!

    Tema aparte: vas a Londres y te malhumoras? por un tostado? *Aplique correctivo aquí*

    Uh! Me copa todo lo previo a un viaje, espero atenta! ;)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Ana!! sí, el tema es que nosotras lo vemos desde nuestra adultez, yo elegi ir a ese viaje. Me juego que esos pibes (no pasaban de 12, 14 años) no tenian ni cinco de ganas de ir a Londres. Claramente no les emocionaba. El tostado debe haber sido una de muchas discusiones, ese padre se veia muy sacado de sus paciencias. Me pongo en el lugar de los pibes, haciendo un viaje que le interesa a los adultos solamente y los hijos deben sumarse porque no les queda otra y en parte los entiendo. Londres no es una ciudad atractiva para chicos (y menos en otoño) xD
      qué linnnndo es viajar a donde uno quiere y como quiere!!!

      Eliminar
    2. busqué el simbolismo de la estatua de Quee Victoria pero solo dice que está en su trono, al menos en wikipedia. El monumento completo está lleno de simbolismos a los cuatros lados pero justo de ese detalle no dicen nada... ahora me dejaste con la intriga!

      Eliminar
    3. Es el orbe, parte de las joyas de la corona. Pero el orbe "posta" tiene una cruz, no un soldadito. Lo vi en la Torre de Londres!

      Eliminar
    4. Es el orbe, parte de las joyas de la corona. Pero el orbe "posta" tiene una cruz, no un soldadito. Lo vi en la Torre de Londres!

      Eliminar
  2. Awwww la voz del subte! La amaba.
    Lloro con vos :´(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me la traje grabada y cada tanto la escucho [shora] *suspiro*

      Eliminar
  3. Y tomaste sopa! Como lucen aqui tus fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿viste? las cosas que logró London! gracias, ma ;)

      Eliminar

¡Gracias por leer y comentar!